domingo, 16 de noviembre de 2008

HACIA LA NIEBLA...


Me encontraba en la orilla de mi mar

solo y abandonado a las olas de la desespereranza.


Me encontraba en la oscuridad de una encrucijada

en el mar de tulipanes negros del desamor.


Me encontraba ensimismado en los pesados pensamientos del ayer

en los borrascosos presagios de un final seguro.


Cuando allí, a lo lejos, apareció la bruma y la niebla

aumentando su tamaño conforme se acercaba.

Y de repente cientos de piedras de amor,

de cantos rodados de esperanza me llevaron a ella.


Me hundí en su espesura de pasión

en la claridad del sol que a su través veía


Me adentré en aquello que me envolvía

embriagandome de sus perfumes y temblores.

y senti el amor...

Dios mío, sentí el amor...

Una lagrima rodeó mi mejilla ante ella.

Mi cuerpo vóló hacia el infinito del mar

hacia la sensación de lo desconocido

para no volver jamás.





4 comentarios:

brujita dijo...

...Y CUENTAN QUE SE LE VIÓ SURGIR DE LA NIEBLA, QUE BRILLABA COMO UN SOL, QUE SE ALZÓ EN SU ESTATURA Y COMO UN RECIEN NACIDO LLORABA Y ERAN LÁGRIMAS DE FELICIDAD....

UN BESAZO.

brujita dijo...

¡¡¡AH, mañana día magico personal!!! Ya veremos que trae...aunque parece que éste año se adelantó quizá. ¿Me equivoco?

besin.

diablesa dijo...

QUE BONITA POESÍA, CUANDO EL HOMBRE HABLA EN POESÍA SUS SENTIMIENTOS SON UNA CARICIA DE SALUD.
VEO QUE HAS ENTENDIDO EL MENSAJE EN PERROS CALLEJEROS, GRACIAS. FELIZ SEMANA

Blonda dijo...

Me encantó la imagen de los tulipanes negros del desamor...ojalá florezcan algunos rojos...

besos