domingo, 7 de noviembre de 2010

El hijo favorito...

¿Cual es el hijo preferido?
“el hijo dilecto, aquel a quien me dedico de cuerpo y alma...”
Es mi hijo enfermo hasta que sane
el que partió hasta que vuelva
el que está cansado hasta que descanse
el que tiene sed hasta que beba
el que estudia hasta que aprenda
el que está desnudo hasta que se vistaa
el que no trabaja hasta que se emplee
el que se enamora hasta que se case
y el que se casa hasta que conviva
el que es padre hasta que los crie
el que prometió hasta que cumpla
el que debe hasta que pague
el que llora hasta que calle

Los hijos necesitan percibir que durante la niñez estamos a la cabeza de sus vidas como líderes capaces de sujetarlos cuando no se pueden contener y de guiarlos mientras no saben para dónde van.
Si bien el autoritarismo aplasta, el permisivismo ahoga.
Sólo una actitud firme y respetuosa les permitirá confiar en nuestra idoneidad para gobernar sus vidas mientras sean menores, porque vamos adelante lidereándolos y no atrás cargándolos y rendidos a su voluntad.

Es así como evitaremos que las nuevas generaciones se ahoguen en el descontrol y hastío en el que se está hundiendo la sociedad que parece ir a la deriva, sin parámetros, ni destino.

Creo que lo hice bien con mis hijos mayores cuando yo era joven
espero hacerlo bien con los pequeños ahora que soy mas mayor...

Os quiero hijos

2 comentarios:

Liliana dijo...

vamos hombre....mayor???? no lo creo...!

claro que lo harás bien....mejor, diría yo!

saludos =)

brujita dijo...

...Yo que no se de hijos, siempre he pensado que el más amado es el que más lo necesita en cada momento. Y en tus palabras de entendido vengo a confirmar lo que como hija entendía.
¡Ahora podrás poner en practica todo lo aprendido en anteriores paternidades...¡Saldrá una joya eso te lo aseguro!...

Besitos volados Tres.